PARA VIVIRLA HAY QUE SENTIRLA. HUÉSCAR CELEBRA UNA DE LAS MEJORES SEMANAS SANTAS DE TODA ESPAÑA POR SU IMPLICACIÓN DEDICACIÓN Y DEVOCIÓN

En este pequeño municipio Granadino llamado Huéscar, se pueden escuchar de fondo tambores y cornetas, fácil es encontrarse con el susurro del “arrastre de pies” de costaleros/as y horquilleros/as  ensayando por algunas de sus calles. Las máquinas de coser no paran de trabajar preparando capas y trajes de nazarenos, los escaparates lucen mantillas y brondas,  por las tardes/noches repican las campanas para la celebración de novenas. Los protagonistas en las cocinas Oscenses son los roscos y pestiños dulces típicos en este pueblo.

Iglesias y ermitas abiertas de par en par huelen a incienso y floral ya se están preparando los pasos e imágenes para procesionar.

Y es que en Huéscar se vive la Semana Santa como la semana más grande del año, las procesiones comienzan el viernes de Dolores en la que todas las mujeres acompañan a nuestra Señora de los Dolores en su procesión,  el sábado es el día en el que los niños procesionan las pequeñas imágenes de Jesús de la divina Misericordia y Nuestra Señora de la Paz

Domingo de Ramos en la mañana se celebra la “procesión de las palmas” ,  el lunes víacrucis y llegamos a la noche del martes en la que por las calles de Huéscar rebosa el  el repique de un tambor que anuncia el inicio de una de las procesiones más antiguas y silenciosas denominada “Los Descalzos” los penitentes que acompañan a las imágenes del Cristo del Perdón y María Santísima del mayor Dolor van descalzos.

Miércoles verde de Esperanza con el paso de palío de María Santísima de la Esperanza. Jueves Santo comienza la procesión con la Oración del Huerto seguida del Cristo del Consuelo y a la altura de Calle Morote vienen a encontrarse con Nuestro padre Jesús en su Flagelación,  María Santísima Magdalena y San Juán Evangelista

Viernes Santo por la mañana día de ayuno en la que  todos los Oscenses y visitantes en estos días al pueblo se engalanan para coger sitio en la plaza y no perderse a Nuestro Padre Jesús Nazareno  junto con  la  Verónica en la representación de las 3 caídas, enseguida se distribuyen por los rincones Oscenses como el paseo o el arco de Santo Cristo para volver a ver las imágenes junto con los pasos procesionales del Cristo de la Expiración y  Nuestro padre Jesús en su Flagelación.

Viernes Santo Noche continúa el silencio y el susurro de zapatillas de costaleras junto a los tambores y cornetas que  procesionan los pasos de Nuestra Señora de la Piedad, Nuestra Señora de la Aurora y San Juan Evangelista, Nuestra Señora de los Dolores, Cristo Yacente y Nuestra Señora de la Soledad. Casi al finalizar la procesión en la puerta de Santa María la Mayor realizan un emotivo encuentro de Los Dolores con la imagen del Cristo Yacente. En esta noche La Soledad duerme en esta misma iglesia por lo que en el sábado de gloria por la tarde podemos volver a verla procesionar a su ermita.

Finaliza la semana grande de emoción y devoción con la procesión de “la Torrecilla”  que anuncia que Jesús resucitó

El lunes de Pascua los Oscenses suben al campo, es el día en el que bajan las Santas Patronas Alodía y Nunilón de su ermita, con la caída del sol se celebra la tradicional entrada de las Santas al pueblo procesionando por las calles Oscenses hasta la llegada a la iglesia en la que permanecerán 40 días, antes de finalizar la procesión se realiza una parada de las imágenes en la plaza mayor para cantarles su himno y decirles ¡¡Vivan Alodía y  Nunilón!!

Es por todas estas razones que  se dice que en Huéscar se viven una de las mejores Semanas Santas a nivel Nacional y es que para sentirla hay que vivirla

Pueden descargar el programa oficial de Semana Santa haciendo clic aquí

Enlace a la web oficial de Semana Santa de Huéscar semanasanta.huescar.es