ESTA NAVIDAD REGALA “CACHITOS” DE VIDA CON LA DONACIÓN DE TU SANGRE

Cada día, decenas de pacientes en nuestros hospitales salvan su vida o recuperan salud gracias a la transfusión de sangre y derivados. En la medicina moderna, los tratamientos de cáncer, la cirugía compleja, accidentes de tráfico, trasplantes de órganos, todo sería imposible sin transfusiones. Detrás de todos estos avances están miles de donantes anónimos que lo hacen posible, personas solidarias como puedes ser tú, que donan su sangre para salvar vidas. Por ello se informa que el próximo lunes 18 de diciembre de 2017 en horario de 17:00 a 21:00 horas se realiza una colecta para la donación de sangre y plasma en Huéscar. El lugar será el Centro de Salud. Así que estas Navidades se solidario y regala “cachitos” de vida con tus donaciones por que como bien sabes la sangre no se fabrica somos nosotros, con nuestra donación de sangre los que hacemos posible que muchas personas recuperen su salud

La sangre no puede fabricarse, a pesar de los avances tecnológicos y científicos, por lo que la donación sigue siendo la única fuente de sangre para la transfusión. La donación debe ser libre y todos deberíamos contribuir solidariamente como deber social por que nunca se sabe en la situación en la que nos podemos encontrar

Razones por las que donar:

  • Con una donación, se salvan al menos tres vidas.
  • La cantidad donada sólo representa el 10% de la sangre que normalmente se posee, porcentaje que no interfiere con el funcionamiento normal del organismo.
  • La donación de sangre se puede hacer a cualquier hora del día, sin necesidad de condiciones especiales.
  • Cada día 75 personas salvan su vida en España gracias a las transfusiones.
  • Los tratamientos de cáncer, la cirugía compleja, los accidentes de tráfico, los trasplantes de órganos,… serían imposibles sin donaciones de sangre.
  • La sangre no puede fabricarse.
  • Si piensas donar cuando haya una emergencia, ya llegas tarde. Tu sangre debe ser sometida a pruebas y procesos. Por lo tanto, es mejor acudir antes de que aparezca la necesidad.
  • En verano, hace más falta, al contrario de lo que se cree, por el aumento de los accidentes y la escasez de donantes en sus residencias habituales.
  • Porque mañana, a lo mejor, le hace falta a uno de los tuyos.
  • Hacen un buen análisis de tu sangre.
  • Garantías de seguridad para el donante y el receptor.

¿Para qué utilizan los componentes sanguíneos?

Los concentrados de hematíes se transfunden para corregir los síntomas y signos derivados de la falta de oxigenación de los tejidos que acompañan las anemias producidas por causas como las leucemias, los linfomas o los cánceres, que disminuyen la producción de glóbulos rojos en la médula ósea.

Bolsa de sangreTambién son necesarios en el tratamiento de las hemorragias de aquellos enfermos que padecen una anemia por sangrado intenso como los asociados a los traumatismos graves óseos y abdominales, rotura de aneurisma aórtico, hemorragias digestivas, intervenciones quirúrgicas o trasplantes hepáticos.

Las plaquetas se transfunden frecuentemente para prevenir hemorragias en pacientes que presentan un nivel bajo de plaquetas en la sangre, como los pacientes con cáncer o leucemia aguda en tratamiento con quimioterapia, o pacientes con aplasia de médula ósea incapaces de producir plaquetas. También está indicado en pacientes con hemorragias graves espontáneas asociadas al mal funcionamiento de las plaquetas, como los niños que nacen con alteraciones hereditarias plaquetarias.

El plasma puede emplearse para el tratamiento de pacientes con carencia de factores de la coagulación y que sufren hemorragias graves, como es el caso de personas que sufren enfermedades del hígado.

A pesar de su amplia utilización, el plasma es probablemente el componente sanguíneo con menos indicaciones establecidas. Salvo en casos puntuales, es preferible el uso de sus derivados, que se han conseguido en forma purificada, concentrada, con posibilidades de dosificación precisa e inactivados para virus potencialmente contaminantes. Así, del plasma puede obtenerse albúmina e inmunoglobulinas:

  • La albúmina se utiliza en enfermos con retención de líquidos debido a fallo del hígado o del riñón y en personas que han sufrido una pérdida importante de proteínas a consecuencia de graves quemaduras.
  • Las inmunoglobulinas se usan en el tratamiento de las infecciones causadas por bacterias en niños que padecen una carencia congénita de estas proteínas.